Gaudí

Para mí, unos de los mejores arquitectos que haya existido.

caprichoAunque al genial arquitecto se le relaciona prácticamente  con Barcelona , resulta que su primera obra no está en esta ciudad, sino en Comillas (Cantabria). Es conocida como el capricho de Gaudí, y se realizó en 1885. Fue encargo de Máximo Díaz de Quijano, un amiguete que hizo las Américas, se forró y se volvió a España a vivir la vida, siendo cuñado del marqués de Comillas por aquel entonces.

Junto a este edificio está la capilla-panteón de los marqueses de Comillas, os lo recomiendo.

No voy a perderme en detalles. Creo que con que veáis las fotos veréis el parecido de los detalles con los que poseen las construcciones del Park Güell, entre otras. Eso sí, os recomiendo visitar el desván de la casa, un tipo de estancia que le debía molar mucho a Gaudí, porque también encontramos fantásticos desvanes en la Pedrera y la casa Batlló.

Pero Gaudí siguió un poco más allá de Cantabria, concretamente a León, donde podemos admirar dos pedazo de obras:

La primera le sonará mucho a los peregrinos del Camino de Santiago, se trata del Palacio Episcopal de Astorga. Tardo en construirse unos 25 años (1889-1915), ¿qué quereis que os diga? Este hombre le dio pistas a Disney para hacer sus famosos castillos. Visita obligada para todo aquel que pase un rato en Astorga, una vez que uno se adentra en este edificio se transporta a otra época. Ojo!, que en Astorga hay más cosas para ver: el museo del Chocolate, la Catedral, los maragatos dando la hora en el reloj del Ayuntamiento, los mosaicos romanos, y por supuesto, no os vayáis sin comeros un cocido maragato, y si os quedan ganas (va a ser que no), unos mantecados.astorga1palacio astorga

casabotines1

La segunda, la casa Botines de León. No, no pertenece a la familia del presi del Banco Santander. El edificio se empezó a construir allá por el 1892, aprovechando que Gaudí estaba liado en Astorga. Tiene estilo neogótico, con un aspecto medieval fascinante, destacando la puerta lobulada de entrada y a San Jorge luchando con el dragón. casabotines2

Frente a este edificio hay una estatua del genial arquitecto, y yo no me    resistí.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

No se me enfaden los de León, por supuesto, hay que visitar también la catedral, que quita el hipo, y pararse en cualquier bar, tasca o restaurante a comerse un buen plato de cecina.

¿No parece mal plan, verdad?

Calentando motores

Últimamente empezamos a ver varias noticias sobre la Certificación Energética, y es que apenas en un par de semanas entrará en vigor el RD 235/2013 sobre la certificación energética de edificios.

De todas estas noticias se extraen varias conclusiones:

  • Hay que rechazar las “certificaciones online”; el técnico competente (Arquitecto o Arquitecto Técnico), debe visitar la vivienda o local, SI o SI.
  • No vale el tan español dicho de “a mi nadie me puede obligar a hacer eso”. Los Notarios, y sobre todo, los Registradores de la Propiedad estarán pendientes de que  se cumpla la ley.
  • Tampoco valen los “corta y pega”. Cada certificado es como su dueño, UNICO en el mundo! Usted sólo verá la etiqueta, pero debe pedir el certificado entero, que es un informe de varias páginas. ¿Por qué? Porque hay agencias inmobiliarias que están colocando carteles con etiquetas “G”, pensando que como es la calificación más baja, pueden “salir del paso”. ERROR.
  • Según el artículo 12.2, las agencias  inmobiliarias están obligadas a incluir la calificación energética del inmueble en todos los anuncios que pongan en cualquier soporte (papel, Internet, etc.).
  • certificación energética

Estos documentos poseen una validez valiosísima para el consumidor, y un valor añadido para la venta para el dueño de la vivienda o local. No se lo piense, este certificado suele costar alrededor de 250 € de media, lo cual supone un gasto al año de 25 €. ¿De verdad merece la pena arriesgarse?

Disney y sus castillos

logo disneyQue Walt Disney era un genio nadie lo duda.  Que el castillo que creó para la Bella Durmiente es una maravilla, hasta el punto de convertirse en icono de su propia marca, tampoco lo discuto.

Pero ¿fueron estos castillos idea original del amigo Walt? Parece ser que no, que bebió de otras fuentes de inspiración. Sigue leyendo