EN UN LUGAR DE LA MANCHA…

Es posible que un trocito del ingenio de Le Corbusier se posara en un céntrico lugar de Villarrobledo para inspirar a uno de nuestros arquitectos. Nos referimos a la iglesia de Santa María.

El edificio que vemos hoy en día es la versión 3.0 de la parroquia roblense. Dos templos y una muy añorada torre-campanario mudéjar del siglo XV preceden a su contrucción, fechada en 1972.

sta maria1 - copia

Iglesia primera mitad s. XX

sta maria2 - copia

Demolición. Año 1972

 

 

 

 

 

sta maria2 - copia (2)

1974. Aún se mantenía la torre mudéjar.

 

Su color blanco, sus líneas aleatorias y la composición de su planta en abanico nos puede evocar, salvando las notables diferencias, a Notre Dame de Ronchamp, una de las obras más conocidas del genial arquitecto francés.

ronchamp 1 santa maria 1

La original estética de este templo, tanto en su exterior como en su interior no deja indiferente.

Sus muros exteriores bailotean sobre el terreno en pendiente, conformando una dinámica piel de suaves curvas y color claro.IMG_9559 IMG_9555

Sus ventanas alargadas y estrechas, cómplice homenaje a la arquitectura tradicional manchega, se engalanan de coloridas vidrieras que simbolizan las estaciones del Via Crucis y  que rompen con la monótona sencillez de las fachadas.IMG_9550

IMG_9543 En su interior, un enorme pilar de hormigón armado tras el altar forma la nueva torre-campanario  y sirve de apoyo para sendas vigas vistas, también de hormigón armado,  que alegorizan un haz de luz que parte desde el Cristo Crucificado que preside el altar.

Juan 8.12 "...yo soy la luz del mundo"

Juan 8.12 “…yo soy la luz del mundo”

Dichas vigas se entrelazan mediante bóvedas vistas de ladrillo cerámico, en otro garabato arquitectónico que aumenta la belleza de este edificio.IMG_9554 - copiaOtro guiño más al estilo de Le Corbusier? la entrada a la capilla de la pila bautismal, cuyo dintel describe una línea que no deja indiferente a nadie.

SANTA MARIA BAPTISTERIOPara finalizar, un elemento más: quizá lo normal hubiera sido nivelar el pavimento del interior de la iglesia, pero no; de nuevo, en otro alarde arquitectónico, el templo se adapta al terreno en que se asienta y en su interior conforma una suave pendiente desde las entradas de la iglesia hacia el altar, como impulsando ese acercamiento al Cristo. ¿Cuantos templos habéis visto con un pavimento inclinado?

SANTA MARÍA RAMPASin duda,  Santa María de Villarrobledo es un edificio pequeño, quizá sencillo en apariencia, pero que bien merece una visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *